"EL AMOR ES LA FUERZA QUE HACE GIRAR AL MUNDO"

EL VERDADERO SIGNIFICADO DE OBSTACULO



por Leo Alcalá

Todos los tenemos. Nadie escapa de ellos.
Toda historia de éxito los contiene.
Y las de fracaso también.
Pero en el manejo de éstos
es donde se define
la victoria o la derrota.

Hay quienes creen que su existencia
significa que no deben seguir.
Hay quienes se pierden en el juego
y confunden su significado.

Sólo quienes comprenden
el propósito de éstos
manifiestan la "alquimia"
transformando lo que para la mayoría
es una adversidad en lo que para los
que triunfan es una oportunidad.

*Obstáculos... Problemas... Desafíos...
Retos... Adversidad...Mala toma de decisiones... Crisis...*

¿Por qué? "
¿Por qué a mí?"
dicen algunos.

Entender las razones y las causas
de que algo se manifieste en tu vida es
útil si esa búsqueda se convierte
en claridad y cambio.
Claridad para marcar mejor tu rumbo
y cambio para ser más eficaz
en el logro de lo que buscas.

Pero la mayoría de la gente cuando
se pregunta el por qué de sus
tribulaciones se queda atrapada en la culpa.
O cuando menos en la sensación
de una autoestima debilitada
por la realidad del momento.

*Antes que buscar el por qué
es de mayor valor explorar el para qué. *

Más que la razón
es una cuestión de propósito.
¿Cuál es el propósito de los
obstáculos? ¿Para qué sirven?

Algunos te dirán que es
para que abandones el camino.
Argumentarán que las barreras
son una indicación
de que por ahí no es el camino.
Los más negativos dirán que los fracasos
son muestra de que no tienes con qué.

Pero quiénes hablan así?
Los que no han logrado sus sueños.
Los que se han quedado atrás.
Quienes se han conformado
con una pálida versión de lo que
una vez creyeron que era posible.

Pregúntale a alguien que está viviendo
su vida plenamente.
Interroga al que ha triunfado.

Pide consejo
al que está del otro lado del fracaso.
Explora qué piensa el que exuda plenitud.
Te dirán algo totalmente diferente.
Te entregarán un significado
un entendimiento sobre lo que significa un
obstáculo que es opuesto al de la mayoría.
Y no en vano lo han logrado.
No por casualidad son quienes son.
Palabras más palabras menos
te dirán lo siguiente:

Los obstáculos no están ahí
para impedirte lograr lo que quieres.
Las barreras aparecen en tu camino
para darte la chance de mostrar
cuán intensamente quieres lo que deseas.
Si no entiendes esto al buscar entender
el por qué algo sucedió
te enredarás en la culpa
y se debilitará tu
determinación a lograrlo.

Es cuando comprendes que las barreras,
los obstáculos, las adversidades, los
desafíos y los problemas no están ahí
para frenarte sino para que decidas
qué tanto lo quieres y fortalezcas
tu carácter podrás indagar en las causas
con el entusiasmo por encontrar
la próxima clave que te permitirá
llegar más allá.

Los obstáculos no existen
para frenar a quienes realmente están
comprometidos con su éxito.
Están ahí para detener a todos los demás.
Ante las circunstancias negativas
en las que te puedas encontrar recuerda esto:
*ellas también pasarán.*
Así como ha sido todo en tu vida.
Llegará en momento
en que no estarán.
Son circunstancias.
Son eventos.
Son etapas y estaciones.

Te toca a ti decidir si tu compromiso
con lo que quieres es tan transitorio
como el problema del momento o si es ahora
la oportunidad para conectarte
con tu fuerza interna y avanzar.
Porque el éxito está lleno de obstáculos
de caídas de tropiezos y equivocaciones.
Quienes lo conquistan no son perfectos.
No son inmunes.
Son simplemente seres de carne y hueso que
deciden ante cada nuevo desafío, perseverar.
Una y otra vez.

Personas como tú que eligen entender
que cada obstáculo es una oportunidad
para renovar y reforzar su fe su
determinación y su convicción puesta en
acción por mejores posibilidades.

¿Cuál es el verdadero significado
de tus obstáculos?
El que tú decidas.
En ti está relacionarte
con lo que te sucede de manera potenciadora.
De ti depende aprovechar las circunstancias
para definir tu fe y poner tu
determinación en acción.

0 comentarios:

 
© 2007 Template feito por Templates para Você